Skip to content Skip to main navigation Skip to footer

¿Está en auge la Responsabilidad Social Corporativa?

Estrella Barrio Fraile, investigadora y profesora de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), publicó en 2019 el libro Responsabilidad Social Corporativa. De la noción a la gestión. En su primer capítulo, se dedica a desgranar los motivos por los que considera que la Responsabilidad Social Corporativa se encuentra en pleno crecimiento, presentando seis razones principales, a saber (p.15-32):

PUBLICIDAD

  • La redefinición de la empresa desde la teoría de los stakeholders. Según Estrella Barrio, la concepción de empresa tradicional ha evolucionado a los términos propuestos por Freeman, pasando de organizaciones en las que “la única preocupación de las compañías es la aportación de productos y servicios al mercado” (p.16) a la noción de stakeholders o grupos de interés. Estos grupos de interés son agentes que no necesariamente tienen un vínculo laboral o un interés económico con la empresa, sino que se refiere a todos aquellos conjuntos de personas que de un modo u otro se ven afectados por la actividad de una empresa y por ende pueden influir sobre ella, ya sea como consumidores, formando parte del entorno en el que se ubica la empresa, etc. Esta visión genera una apertura de miras sobre todos los agentes que afectan a la supervivencia de una corporación, y en cierto modo las obliga a tener presentes factores que hasta ahora no eran planteados.
  • El progreso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Según la autora, las nuevas tecnologías han propiciado que los consumidores se encuentren más informados que nunca sobre los productos y servicios que adquieren, lo que les confiere un mayor poder sobre las marcas u organizaciones. Este auge de las nuevas tecnologías de la información obliga a las empresas a prestar una mayor transparencia en torno a aquello que ofrece, debiéndose adaptar además a las nuevas necesidades de los consumidores.
  • La globalización. Del mismo modo que los consumidores han obtenido más poder sobre la marca gracias al acceso masivo a la información, también las empresas han visto aumentado su dominio gracias a la globalización. El tamaño de las empresas tanto en lo que a generación de empleo se refiere como en la capacidad económica que soportan hace que cuenten con mayor poder decisorio que los propios países en los que está presente. Este aumento del poder ha llevado como efecto colateral a una mayor exigencia de responsabilidad con todas y cada una de las acciones que realiza, en tanto éstas pueden tener consecuencias de mayor calado que las que podía generar una empresa tradicional.
  • La creciente desconfianza de la ciudadanía hacia las corporaciones. Según Estrella Barrio, los “casos de ingeniería financiera, corrupción, violación de derechos laborales y desastres medioambientales, que han evidenciado la falta de ética de algunas compañías, especialmente multinacionales” (p.23) han llevado a los consumidores a perder la confianza en las grandes corporaciones y exigirles una mayor responsabilidad sobre sus actuaciones. Dado que el consumidor cuenta ahora con un mayor poder de influencia sobre la compañía, la pérdida de confianza puede llegar a causar un impacto negativo tanto en la reputación de la compañía como en los beneficios que puede llegar a obtener por el producto o servicio ofrecido.
  • La creciente sensibilidad de la sociedad por el desarrollo empresarial y el deterioro medioambiental. Según la autora, la sociedad cada vez más está poniendo por encima aspectos como la ética de la empresa, el trato a los trabajadores o el impacto medioambiental de una corporación por delante de cuestiones relativas a la atención al cliente, el precio o la calidad del producto. Esa línea va en consonancia con la apuesta por un consumo responsable, lo cual conecta directamente con todo lo que afecta al desarrollo de la Responsabilidad Social Corporativa.
  • La rentabilidad de la ética. Según la autora, las empresas han observado que la aplicación de criterios de RSC está conectada con un incremento de beneficios económicos amén de la mejora de la reputación de las compañías. Una empresa percibida como ética contribuye al aumento de confianza por parte de los stakeholders, que llegan a ver con buenos ojos incrementos de precios del producto o servicio de una compañía cuando ello tiene que ver con ejercer un impacto socialmente responsable sobre su entorno.

¿Dónde lo dijo y cuándo se publicó? Responsabilidad social corporativa. De la noción a la gestión, 2019.

Compartir es vivir

¿Te ha resultado de utilidad este artículo?

0
Artículos relacionados
0 Comentarios

Todavía no hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *